Autor Tema: “La Inscripción de Shugborough”  (Leído 221 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Norteño

  • Leyenda

  • Desconectado
  • ******

  • 5493
  • Texto personal
    Coordinador de Moderadores
“La Inscripción de Shugborough”
« en: Martes, 03 de Diciembre de 2013, 12:57 »
“La Inscripción de Shugborough”
El monumento al pastor instalado en una mansión de la localidad inglesa de Staffordshire en el siglo XVIII contiene una transcripción (DOUOSVAVVM) cuyo significado todavía no se ha logrado descubrir. Hasta ahora se ha especulado con la leyenda de que el código podría ser una pista dejada por los templarios sobre el paradero del Santo Grial. Entre los personajes que han contribuido a incrementar la leyenda se encuentran Charles Dickens y Charles Darwin.


Este fascinante enigma comenzó a mediados del siglo XVIII, época en la que la familia Anson residía en el lugar. Entre los años 1748 y 1758, la hacienda sufrió una serie de modificaciones y ampliaciones dirigidas por Thomas Anson, dueño de la casa, y su hermano George, un respetado almirante de la marina británica. Entre las obras realizadas entonces destaca una obra escultórica, llamada El Monumento de los Pastores, que consiste en una réplica en relieve del famoso cuadro Los pastores de la Arcadia, de Nicholas Poussin, aunque concebida como si se tratara de una imagen reflejada en un espejo. Bajo las figuras de los pastores, que observan con atención la enigmática frase «Et in Arcadia Ego» (Y en la Arcadia Yo) puede apreciarse, en bajorrelieve, otro críptico mensaje formado por diez letras (D.O.U.O.S.V.A. V.V.M), cuyo significado nadie ha descifrado hasta el momento.
Las conjeturas sobre el posible mensaje encriptado en la enrevesada sucesión de letras surgieron ya en los primeros años tras su construcción. Personajes tan célebres como el científico Charles Darwin o el novelista Charles Dickens pasaron cientos de horas frente a la bella obra, tratando de desentrañar -en vano- los entresijos de aquel endiablado código cifrado.

Pero, ¿por qué tanto interés en una obra de arte, ubicada en el jardín de una mansión británica? La razón la encontramos en las más que posibles vinculaciones de los hermanos Anson con la masonería -y posiblemente con otras sociedades secretas de la época- y en el hecho de que la obra representada sea precisamente el cuadro de Poussin, que ha sido relacionado por varios autores con el enigma de Rerines-Le-Çhateau y el paradero del Santo Grial.

Pero quién era  George Anson. El que llegaría a ser almirante de la marina británica nació en 1697. Con tan sólo 15 años se enroló en un navío, y al cumplirlos 27 ya era capitán de su propia embarcación. Años después, tras un largo viaje alrededor del mundo, en 1744 fue nombrado almirante gracias, entre otras cosas, a la victoria que obtuvo frente al buque español Nuestra Señora de Covadonga, lo que le sirvió además para conseguir una gran fortuna. Además Anson arribó en uno de sus viajes a Nueva Escocia (Canadá), en cuyas costas derrotó y apresó varios barcos franceses.

Con los suculentos botines obtenidos en sus hazañas bélicas, Anson regresó a su hogar, comenzando entonces la serie de remodelaciones en Shugborough Hall y, entre ellas, la creación del monumento y su enigmática inscripción. Ya en aquella época, comenzaron a circular los primeros rumores, según los cuales los hermanos Anson pertenecían a alguna logia o sociedad secreta…

Debajo del bajorrelieve en el monumento, un artesano desconocido talló las misteriosas ocho letras, más las letras “DM” que en las tumbas romanas, ‘DM’ las letras normalmente representaban Diis Manibus , que significa “dedicado a la sombras ”.

Hasta fechas muy recientes, la existencia del relieve de los pastores y su misteriosa inscnpción había pasado desapercibida para el público general e incluso para algunos investigadores heterodoxos. Pero todo cambió en 2004, con la publicación del bestseller de Dan Brown, El Código da Vinci. El éxito de la novela animó a los actuales responsables de la mansión a poner en marcha una curiosa iniciativa. En colaboración con Bletchley Park, el antiguo centro de inteligencia de la Segunda Guerra Mundial, dedicado al desciframiento de códigos y que entre otras hazañas logró desvelar el funcionamiento de la máquina nazi Enigma, los encargados de Shugborough organizaron en mayo de 2004 un insólito concurso para lograr, de una vez por todas, descubrir el significado de la secuencia de diez letras. Seis meses después, el 25 de noviembre, los expertos de Bletchley Park ofrecían su dictamen tras analizar con detalle las más de 120 propuestas recibidas en sus oficinas.

Tal y como explicó a los medios el veterano criptógrafo Oliver Lawn, esta propuesta es, con seguridad, “el ataque más serio al enigma de Shugborough Hall”. A lo largo de sus páginas, el trabajo conjuga la revisión del pasado histórico del monumento con las más avanzadas técnicas de desciframiento de códigos, hasta llegar a una sorprendente conclusión: las diez letras del relieve esconden el siguiente mensaje: «Jesús (como divinidad) desafiado». Apoyándose en las supuestas relaciones de Anson con ciertas sociedades secretas, el autor cree que la frase supone una fuerte oposición a la idea tradicional de la divinidad de Jesús. Este carácter herético del mensaje fue lo que llevó a sus autores a ocultarlo de ojos indiscretos.

Pero, ¿es este el único contenido del criptograma cuyo posible significad ha generado tanta controversia a lo largo de siglos? El autor de esta tesis cree que no. Según el criptógrafo norteamericano, la matriz del código podría esconder más información, al igual que los otros monumentos que existen en los terrenos de esta mansión británica. Esas otras pistas -cuya investigación ya ha comenzado- podrían conducir, según el autor, al paradero del Santo Grial u otra reliquia custodiada por los templarios, Incluso se apunta tímidamente una posible localización: Nueva Escocia, Canadá.

Como complemento pongo un vídeo muy curioso e interesante titulado:
DM CÓDIGO Oak Island 20110224

http://laslecturasdeguillermo.wordpress.com/2012/08/21/escrituras-antiguas-no-descifradas-hoy-la-inscripcion-de-shugborough/


« Última modificación: Martes, 03 de Diciembre de 2013, 12:59 por Norteño »